La justicia da la razón a los controladores en el primer recurso contra las 61 sanciones impuestas en ACC Barcelona y decreta que no hubo abandono del servicio


NOTA DE PRENSA

 

LA JUSTICIA DA LA RAZÓN A LOS CONTROLADORES EN EL PRIMER JUICIO CONTRA LAS 61 SANCIONES QUE ENAIRE IMPUSO EN EL ACC DE BARCELONA Y DECRETA QUE NO HUBO ABANDONO DEL SERVICIO

.- El Juzgado de lo Social nº 10 de Barcelona revoca totalmente la sanción impuesta por Enaire a un controlador del ACC Barcelona y rechaza la acusación de abandono del servicio mantenida por el ente público.
.- Tras el archivo de las diligencias penales por los mismos hechos, la primera sentencia dictada sobre las 61 sanciones disciplinarias impuestas por Enaire en el ACC Barcelona declara la ausencia de abandono del servicio.

.- El letrado de la mayoría de los controladores sancionados denuncia falsedad en los documentos aportados por Enaire para fundamentar sus acusaciones contra los trabajadores.

Madrid, 1 de febrero de 2016

Los controladores aéreos han ganado el primer recurso presentado contra las 61 sanciones impuestas por Enaire en el ACC Barcelona por el cierre del espacio aéreo en diciembre de 2010. En sentencia firme, el Juzgado de lo Social nº 10 de Barcelona establece la inexistencia de abandono del servicio del controlador sancionado, revoca totalmente la sanción impuesta y rechaza las acusaciones formuladas por la empresa.

Después de que el Juzgado de Instrucción nº 7 de Gavá (Barcelona) archivara las diligencias penales, al decretar que no hubo delito de abandono del servicio por parte de los controladores del ACC Barcelona, Enaire impuso 61 sanciones a los trabajadores de este Centro por falta muy grave, por los mismos hechos.

El pasado 29 de enero, el Juzgado de Social nº10 de Barcelona dictó la primera sentencia de los juicios celebrados, tras ser interpuestos los recursos, y constató la ausencia de abandono de servicio del controlador sancionado, rechazando las acusaciones formuladas por la empresa.

A pesar de ello, Enaire persiste en mantener el resto de las sanciones impuestas pendientes de juicio, lo que obliga a los trabajadores sancionados por las mismas circunstancias a seguir yendo a los tribunales, después que ya fueran declarados inocentes tanto en la vía penal por el Juzgado de Instrucción competente, como en la administrativa por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea.

La Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA), Sindicato que representa al 90% de los controladores aéreos del ente público Enaire y a los sancionados en el ACC Barcelona, manifiesta su absoluto rechazo a la actitud de la empresa de seguir responsabilizando a los trabajadores del cierre del espacio aéreo de diciembre de 2010, que sólo pudo decretar el entonces ente público Aena.

Además, USCA expresa su inquietud ante las alegaciones, efectuadas en sede judicial por el letrado de los sancionados, sobre la falsedad de documentos aportados por Enaire en estos juicios y por el hecho de que algunos datos relevantes fueran eliminados en otros documentos aportados por el ente público a diversos juzgados.

En los últimos cinco años, USCA ha reiterado la falta de veracidad de la información aportada por el ente público a los juzgados encargados de resolver sobre la responsabilidad de los controladores aéreos en el cierre del espacio aéreo decretado por Aena en diciembre de 2010.

En este sentido, el Tribunal Supremo admitió (en base a argumentos sobre la falsedad documental aportada por el ente público) el recurso extraordinario de revisión presentado contra la sentencia que confirmó el despido de un controlador de Santiago por los hechos de 2010.

A pesar de que 20 juzgados han cerrado o sobreseído en los últimos cinco años las causas abiertas contra los controladores, Enaire persiste en afirmar que el cierre del espacio aéreo se produjo por el abandono de sus puestos por parte de los controladores aéreos.

Esta versión es la que mantiene en las diligencias penales abiertas aún en Madrid y en Palma de Mallorca, lo que sigue obligando a los controladores aéreos a continuar demostrando, juicio a juicio, que el cierre del espacio aéreo fue decretado por quien únicamente podía hacerlo: el entonces ente público Aena (hoy Enaire).

ATC Magazine 84

<div data-configid="6937208/11126670" style="width:400px; height:565px;" class="issuuembed"></div><script type="text/javascript" src="//e.issuu.com/embed.js" async="true"></script>

Los tres poderes y la estampita

Es sorprendente hasta dónde puede llegar una mentira, sobre todo cuando los destinatarios del engaño no tienen interés en buscar la verdad. Es el caso del timo de la estampita: sólo hay que buscar un “primo” al que le guste tanto el señuelo como para dejarse engañar, aunque el engaño sea burdo. Lo preocupante viene cuando los “primos” son los tres poderes del Estado. O los cuatro, si contamos a la prensa. ¿Realmente fueron engañados?

[space height=”4″]

El embuste y los embusteros.

Empecemos por conocer la mentira: El 30 de abril de 2012 el periódico ABC publica que AENA enviaba datos falsos a EUROCONTROL con la consecuencia de que según esos datos la productivad de los controladores aéreos españoles parecía ser muy baja comparada con el resto de Europa. Enlace a la noticia.

La noticia aclara que el sesgo de los datos era conocido por la máxima responsable de AENA, la directora de Navegación Aérea, así como que de aplicarse el criterio correcto, la productividad de los controladores españoles se colocaría por encima de la media.

El primer primo: el poder Ejecutivo.

El 5 de febrero de 2010 el gobierno de España publica el RDL 1/2010 que altera las condiciones de trabajo de los controladores aéreos, pasando por encima de su convenio y adelantándose así en dos años a la impopular reforma laboral de 2012. El decreto ley se justifica en el (…)continuo incremento de los costes de prestación del servicio, en una baja productividad por controlador (…) y un par de páginas más adelante, en el mismo decreto, se dice literalmente: “AENA ha intentado reiteradamente la modificación de la situación descrita, orientando sus propuestas dentro de la negociación colectiva, entre otros extremos, a la garantía de la continuidad del servicio, mediante la recuperación de la capacidad de organización del trabajo, al incremento de la productividad, y al ajuste de sus costes para aproximarlos al entorno europeo.”

Es decir, que el motivo de liquidar un convenio laboral mediante el expeditivo sistema del decretazo es que la productividad, ese dato que se había falseado, se acerque a la europea, objetivo que, de haberse empleado datos reales, estaba ya cumplido. El texto completo del RDL 1/2010 se puede encontrar en este enlace.

El segundo primo: el poder Legislativo.

El decreto anterior demuestra que el Ejecutivo actuó basándose en una mentira, pero a continuación le siguió el Legislativo. El 11 de febrero de 2010 el Congreso de los Diputados convalidó el citado decretazo por abrumadora mayoría de 332 votos a favor, uno en contra y 4 abstenciones. La nota de prensa del Congreso, que se puede leer en  este enlace , vuelve a hablar de “baja productividad” (ver párrafo 3).
La convalidación se traduce en la ley 9/2010 de 14 de abril, en cuyo preámbulo volvemos a encontrar las mismas expresiones relativas a la “baja productividad”. La ley está disponible en este enlace.

El tercer primo: el poder Judicial

La separación de poderes se basa en la necesidad de dividir el poder para que las distintas partes se controlen unas a otras. Ya hemos visto que los dos primeros poderes habían actuado basándose en una mentira. Pero siempre queda la posibilidad de recurrir al tercer poder. Y así ocurrió. Pero el tercer poder se alineó con los dos anteriores en una sentencia que, una vez más, vuelve a mencionar la baja productividad dando por bueno un dato falso. Entre los hechos probados aparece el informe de EUROCONTROL elaborado con los datos enviados por AENA y así se dice: “NOVENO (…) La productividad de los controladores es además en el caso de Aena de las más bajas (…). ” La frase se repite literalmente en los fundamentos de derecho de la sentencia (en el Duodécimo, concretamente). La sentencia está disponible aquí.

El cuarto primo: el cuarto poder, la prensa

Tras dos años y pico, un periódico por fin publica, como vimos al principio, que AENA enviaba datos erróneos que hacían aparecer la productividad de los controladores españoles como anormalmente baja, pero en su día los periódicos dieron por buenos los datos, y divulgaron las palabras del primer “primo”: EL PAÍS publicó que “Fomento decía que los controladores españoles eran los más caros e improductivos de Europa”, mientras que EL MUNDO publicaba que (…) “Aena quiere aumentar en los próximos tres años la productividad para situarse en la media de los cinco mayores suministradores de control aéreo europeos.”

¿Pero… a quién timaron? Los auténticos primos.

Con todo lo anterior se justificaba cualquier medida que fuera dirigida contra los controladores aéreos, pero paralelamente se aprobaba también la privatización de AENA. En el Real Decreto Ley 1/2010 de 5 de febrero se anunciaba ya la aparición de nuevos proveedores de servicios de tránsito aéreo en torres de control a determinar mientras que en el Real Decreto Ley 13/2010 de 3 de diciembre se divide Aena y se crea Aena Aeropuertos. Según el artículo 9: Todos los bienes de dominio público estatal adscritos (…) dejarán de tener naturaleza de bienes de dominio público. Este decreto se puede encontrar en este enlace.

Se produce por tanto un trasvase de un bien público a manos privadas mientras las medidas que se toman contra un colectivo de trabajadores sirven para distraer a un público que las aplaude sin darse cuenta de que los decretazos contra los controladores son el precedente de la reforma que anulará sus propios acuerdos laborales. Pero, sabiendo que en todo timo quien sale perdiendo es el “primo”. ¿Estamos seguros de que los poderes del Estado, que no pierden nada, fueron los engañados? Por favor, vuelvan a leer este artículo, pero donde dice “primo” pongan en su lugar la palabra “gancho” y saquen ustedes mismos las conclusiones.

La sorpresa final.

[column col=”1/2″][youtube height=”270″ width=”380″]http://www.youtube.com/watch?v=OvxD0NyKH8o[/youtube][/column]
[column col=”1/2″]Lo más curioso de este asunto es que todo esto ya se sabía. El diputado del Partido Popular Andrés Ayala ya explicó en el Congreso de los Diputados en Junio del 2011 que AENA había enviado datos falsos a EUROCONTROL. Su comparecencia se puede ver en el vídeo de la izquierda. Se pensará que hubo algún tipo de consecuencia cuando accedió al gobierno un partido que estaba en conocimiento de este asunto. Por el momento, la máxima responsable de Navegación Aérea en AENA en el momento de los hechos fue ascendida, apenas tomó posesión el nuevo gobierno, a Secretaria de Estado de Transportes.[/column]