El Gobierno contrata un sistema para derribar drones ocho meses después del caos del aeropuerto de Gatwick

El Consejo de Ministras ha acordado contratar un sistema de protección contra drones que “amenacen edificios de altas instituciones del Estado” como el Congreso, el Senado o la Moncloa, así como “zonas de navegación aérea”, ha explicado este viernes la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá. La ministra ha justificado la decisión en el aumento del uso de estas aeronaves no tripuladas y las “consecuencias peligrosas cuando se aproximan a infraestructuras críticas o difunden imágenes de zonas prohibidas”, recordando el caso del aeropuerto británico de Gatwick.

Ver noticia

Más de 700 controladores y personal técnico trabajaron en el fuego

Más de 700 trabajadores de Enaire, entre controladores aéreos y personal técnico, colaboraron en las tareas de extinción del incendio de Gran Canaria, que se encuentra en la actualidad controlado y en nivel 1 tras quemar unas 9.200 hectáreas.

Ver noticia

El estrés de controlar 3.500 vuelos al día

Poco más de 150 pequeños cuadrados de colores, cada uno representando un avión, se desplazan a la una del mediodía del miércoles por un mapa digital que reproduce la mitad de España, de La Junquera a Málaga. 3.500 de estos cuadrados cruzarán por la pantalla al finalizar el día. Frente a los monitores, en una nave identificada como área crítica de seguridad, se sientan los controladores del Centro de control aéreo de la Región Este, en Gavà (Barcelona). De fondo se repiten voces enlatadas de los pilotos. El ambiente en la nave es de una tensión contenida. “La gente se imagina gritos y estrés, pero el trabajo de los controladores no es así, aunque por supuesto hay momentos de presión”, explica Alejandro Muñiz, portavoz del departamento de comunicación de ENAIRE, la empresa pública que gestiona la navegación aérea en España.

Ver noticia

Ni drones ni parapentes: el G-7 limitará el espacio aéreo en la frontera en pleno agosto

La cumbre del G-7 que se celebrará en Biarritz entre el 21 y el 26 de agosto va a dejar importantes secuelas en España. Además del gran despliegue policial en la frontera con Francia y las alteraciones del tráfico, el gestor de navegación aérea, Enaire, ha emitido un aviso en el que anuncia una serie de restricciones para estas fechas debido a la cita, “un dispositivo de seguridad que incluirá al aeropuerto de San Sebastián y al espacio aéreo adyacente al mismo mediante la creación de una zona temporalmente restringida”. Francia activará también su propio plan en torno a Biarritz, aplicándose así un control a ambos lados de la frontera que, según las fuentes consultadas, amenaza con desatar el caos aéreo en pleno agosto.

Ver noticia

El espacio aéreo europeo ganará en interoperabilidad con el proyecto 4DTM

Dentro del proyecto 4DTN (Four Dimensions Trajectory Management) de ka Indra, Leonardo y Thales han desarrollado una solución que ayudará a resolver el reto de interoperabilidad que tienen los centros de control cuando tienen que un vuelo que cruza varios países. Dispondrán simultáneamente de la trayectoria completa, lo que contribuirá a una mejor coordinación y transferencia entre los centros de tráfico aéreo y mejorará el flujo de tráfico aéreo en Europa.

Ver noticia

Enaire firma un convenio con el Colegio de Pilotos para crear un observatorio de seguridad aérea

El gestor de la navegación aérea en España (Enaire) y el Colegio Oficial de Pilotos de la Aviación Comercial (Copac) han firmado un convenio para crear un observatorio de seguridad y eficiencia de las operaciones aéreas, según publicó este lunes el Ministerio de Fomento en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Ver noticia

La Justicia suiza confirma la condena a un controlador aéreo por un incidente de seguridad

La Corte Federal de Lausanne (Suiza) confirmó el pasado 4 de julio una sentencia a un controlador aéreo suizo por un incidente de seguridad, en el que todas las capas de seguridad funcionaron y no hubo daños materiales ni personales.
Los controladores aéreos, junto a los pilotos, somos los actores principales a la hora de proveer seguridad aérea. Para la correcta realización de nuestro trabajo, es de vital importancia que podamos notificar, dentro de un sistema no punitivo, aquellas incidencias que creemos que pueden afectar a la seguridad y de las cuales los sistemas de gestión de la seguridad pueden obtener recomendaciones y mejoras que sigan aumentando los ya altos niveles de seguridad de nuestro entorno.
Sin este sistema de notificación, principal pilar de la Cultura Justa y de Seguridad, no podrá haber mejoras, ya que no seremos capaces de detectar donde se podría estar gestando un error hasta que ya sea demasiado tarde. Mantener la aviación como el medio de transporte más seguro en la actualidad solo es posible desde Proveedores de Servicios de Navegación Aérea orientados hacia la Cultura Justa.
Es imposible realizar nuestra profesión, sometida a un elevado nivel de stress, sin mecanismos que ayuden a mejorar el sistema desde un punto de vista no punitivo, siempre buscando la mejora de la seguridad operativa. La Cultura Justa es un concepto que ha tardado mucho en implementarse en nuestro entorno y que se encarga de detectar los posibles dolos y/o negligencias y diferenciarlos de los errores humanos admitidos por un sistema de alta especialización y gran complejidad.
Situaciones como la que se está viviendo en Suiza no puede más que suponer un retroceso de este proceso de implantación de una Cultura de Seguridad saludable en Europa.
Como controladores aéreos, nos parece incompresible que se haya utilizado este proceso fundamental de la Cultura Justa para iniciar un proceso penal que va a terminar socavando la cultura de seguridad en Suiza. Queremos mostrar nuestro más sincero apoyo a nuestros compañeros suizos ante esta situación ocasionada por su sistema judicial, que, lamentablemente,terminará afectando a la seguridad de las operaciones y a su salud.
La injerencia de actores ajenos a la operativa suele producir mermas de la seguridad. En el caso de España, la low-costizacion de la seguridad mediante la liberalización de torres a proveedores de navegación aérea privados, donde los controladores aéreos están sometidos a despidos por la toma de decisiones, incluso demostrando en los tribunales la injusticia de su despido, está suponiendo un riesgo mas que evidente de la seguridad.
Desde USCA, sólo esperamos que la cultura de la criminalización a la que se está sometiendo a nuestros compañeros suizos se detenga. Es necesario que el sistema legal suizo entienda la importancia de los sistemas de Cultura Justa en nuestro entorno y que el único crimen que se ha cometido es el deterioro de la seguridad que esta sentencia va a acarrear.
Esperamos que, finalmente, se imponga la cordura y continuemos con el proyecto que beneficia a todos los ciudadanos europeos: Una Cultura Justa totalmente implementada en todo el cielo europeo.