Cómo y de qué forma puedes ser controlador aéreo

Primero, una advertencia

Cualquier persona que tenga interés en convertirse en controlador aéreo debe saber que, en la actualidad, ninguna entidad que se dedique a la formación de controladores aéreos garantiza el acceso a un puesto de trabajo. Tras un proceso de formación inicial, se obtiene una licencia de alumno-controlador que de nada sirve si no se completa el proceso de formación de unidad en el puesto de trabajo. Por ello, recomendamos a quienes esten interesados, que recopilen abundante información sobre las opciones reales de acceder a ese puesto de trabajo antes de realizar unas inversiones que pueden alcanzar los 75.000€. En la actualidad, tenemos conocimiento de que hay un importante número de alumnos-controladores que no han conseguido ser contratados despues de realizada la inversión.

Como sindicato, denunciamos públicamente la situación en que han quedado más de doscientas personas que, a día de hoy, se encuentran endeudadas, contratadas en condiciones precarias o en paro y sin perspectivas laborales claras. Defendemos su derecho a recibir una formación adecuada y unas condiciones laborales en consonancia con el resto de controladores de la Unión Europea.

Requisitos para obtener la licencia de alumno controlador aéreo

A día de hoy, los requisitos para obtener la licencia de alumno controlador que nos puede permitir ser contratados por un proveedor de servicios son:

  • Tener 18 años cumplidos y estar en posesión del título de bachillerato o de un título que permita el acceso a la universidad o equivalente.
  • Superar las pruebas de selección y los cursos de formación inicial y de habilitación a la que se opte en cualquiera de los proveedores de formación certificados por AESA.
  • Estar en posesión de un certificado médico válido y en vigor.
  • Conocimiento de inglés, como mínimo nivel operacional 4 de la OACI (Organización de Aviación Civil Internacional).

El proceso de formación

Formación Inicial

El primer paso para llegar a ser controlador de tránsito aéreo, consiste en superar un proceso de formación inicial en un centro de formación reconocido por una autoridad de aviación civil.

La formación inicial consta de dos partes:

  • Una formación inicial teórica, que es común para todos los futuros controladores.
  • Una formación inicial de habilitación en función del tipo de servicio a prestar. Existen tres tipos de habilitación: Torre, Aproximación y de Área.Durante la formación INICIAL de habilitación se entrenan habilidades del controlador en simuladores en función de la habilitación a obtener.

Licencia de alumno-controlador

Superada la formación inicial y cumpliendo los requisitos de competencia lingüística, además de obtener un certificado médico específico, se obtiene la licencia de alumno controlador, expedida por AESA.

Formación de unidad

El proceso para la obtención definitiva de la licencia de controlador de tránsito aéreo con una habilitación y anotación específica, no se completará hasta que, aquella persona titular de la licencia de alumno controlador, complete la formación de unidad en una dependencia de un proveedor de servicios de navegación aérea (ANSP) ya sea una torre o un centro de control. Es decir, haciendo prácticas bajo la supervisión de un controlador-instructor en los tres únicos proveedores que existen en la actualidad en España: AENA, SAERCO y FERRONATS. Si no son seleccionados por alguno de los proveedores de servicio jamás llegarán a convertirse en controladores.

¿Quién gana con el actual proceso de formación y selección de controladores?

El acceso a la profesión, hasta el año 2010, se producía tras una selección pública de un centenar de aspirantes entre miles de candidatos, mayores de 21 años con, al menos, 3 años de carrera universitaria. Una vez superada la selección, se accedía a una beca de AENA para formarse de forma gratuita durante 18 meses en las instalaciones de SENASA. Tras superar dicha formación, que incluía multiples asignaturas teóricas y muchas horas de simulación, se obtenía la licencia provisional de controlador aéreo. Una vez en el puesto de trabajo, garantizado a priori, se obtenía la licencia definitiva si se superaba todo el proceso. La fiabilidad de aquel sistema de selección es clara: prácticamente el 100% de los seleccionados concluía con éxito todo el proceso y terminaba ejerciendo su profesión en Aena que, además, tenía un control total sobre la formación que recibían los controladores que iba a contratar.

En términos de igualdad de oportunidades, la liberalización ha provocado que la selección de controladores aéreos esté determinada por la capacidad económica del aspirante, que deberá abonar hasta 75.000€ (SENASA) antes de poder optar. Con el sistema anterior de becas, el nivel económico del aspirante no jugaba ningún papel en las duras puebas que había que superar para ser seleccionado entre miles de personas y ser becado en la escuela de SENASA.

En términos de calidad de formación, creemos que un título de grado compuesto por una formación común a otras disciplinas aeronáuticas, como piloto, seguida de la formación específica de control podría constituir el modelo de formación  idóneo para los controladores del futuro. En ese sentido, Usca y varias asociaciones profesionales han denunciado en repetidas ocasiones que los actuales planes de formación inicial y de unidad no responden a los estándares europeos. (Véase el cuadro comparativo)

Cuadro-comparativo-formación2
Información elaborada por USCA

La liberalización, por tanto, no ha contribuido sino a crear un mercado que, aprovechando la coyuntura de desempleo e incertidumbre sobre contrataciones, ofrece cursos de formación con un coste de varias decenas de miles de euros. La realidad muestra que son bastantes los aspirantes que han terminado sin empleo después de haber invertido mucho dinero en la obtención de una licencia que, como hemos comentado, de nada sirve si no se es contratado. Por tanto, nulo beneficio para los aspirantes a controlador aéreo y negocio interesante para las empresas que se dedican a la formación. Incluído un caso de fraude en el que, tras abonar 33.000€ y realizar un curso de 5 meses, los 40 alumnos descubrieron que el curso carecía de homologación alguna.

Incluso la diputada del BNG Rosana Pérez ha puesto en duda la idoneidad del actual sistema de selección de controladores, situandolo solo al alcance de los “hijos de las élites económicas”, sin igualdad de oportunidades para los candidatos, y discriminando el principio de igualdad de oportunidades en el acceso a las instituciones públicas que debería de garantizar la Administración General del Estado.

Últimas Convocatorias:

La última convocatoria de plazas de controladores aéreos para trabajar en Aena – actualmente Enaire- data de 2006. Enaire suspendió en 2015 una convocatoria para 45 plazas (37 para nuevos accesos y 8 para controladores en excedencia). Aquí puedes acceder a la información al respecto: http://empleo.enaire.es/empleo/PFSrv?accion=inicio

En el año 2011, con la privatización de 13 torres de control, los proveedores SAERCO y FERRONATS contrataron controladores para dichas torres de control. En la actualidad, en Octubre de 2015, no tenemos constancia de nuevos procesos de contratación por parte de estos 2 operadores.