Aeropuerto bajo presión

El Prat vuela alto. El fuerte crecimiento del tráfico del aeropuerto hace que los despegues y aterrizajes sean cada vez más seguidos y se generen situaciones difíciles de gestionar, especialmente en las horas punta y, en verano, prácticamente a lo largo de toda la jornada. No hay riesgo para la seguridad, pero sí estrés en la torre y en el centro de control, así como en las cabinas de los aviones. Y perjuicios para los viajeros.

Ver noticia

AESA sanciona a Aena y Enaire con 628.350 euros por varias multas entre 2015 y 2019

La Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) ha sancionado con 253.600 euros a Aena por infracciones relacionadas con el Plan Nacional de Seguridad y 374.750 a Enaire por varias multas durante el periodo 2015-2019, según…

Dos aeropuertos españoles en el Top 20 por tráfico internacional

En 2018 la red mundial de aeropuertos registró en conjunto un tráfico de 8.800 millones de pasajeros, un 6% más que el año anterior. Atlanta Hartsfield-Jackson mantuvo el primer lugar del Top 20 de aeropuertos…