Aeropuerto bajo presión

El Prat vuela alto. El fuerte crecimiento del tráfico del aeropuerto hace que los despegues y aterrizajes sean cada vez más seguidos y se generen situaciones difíciles de gestionar, especialmente en las horas punta y, en verano, prácticamente a lo largo de toda la jornada. No hay riesgo para la seguridad, pero sí estrés en la torre y en el centro de control, así como en las cabinas de los aviones. Y perjuicios para los viajeros.

Ver noticia

USCA presenta Dosier #Controladores2010, la huelga que nunca existió

USCA PRESENTA UN DOCUMENTAL QUE DESMIENTE LA TEORÍA DE UN ABANDONO MASIVO DE LOS CONTROLADORES EN 2010, COMO HAN RATIFICADO 20 JUZGADOS .- Más de 600 controladores quedaron expuestos a una acusación genérica de sedición…

El aeropuerto de Barcelona, entre los diez con mayores retrasos de Europa, según Eurocontrol

El aeropuerto de Barcelona-El Prat, en octava posición, el centro de control de Barcelona, en décimosexta posición, y el aeropuerto de Palma de Mallorca (décimonovena posición) se encuentran entre las 20 dependencias de gestión de…