Aeropuerto bajo presión

El Prat vuela alto. El fuerte crecimiento del tráfico del aeropuerto hace que los despegues y aterrizajes sean cada vez más seguidos y se generen situaciones difíciles de gestionar, especialmente en las horas punta y, en verano, prácticamente a lo largo de toda la jornada. No hay riesgo para la seguridad, pero sí estrés en la torre y en el centro de control, así como en las cabinas de los aviones. Y perjuicios para los viajeros.

Ver noticia

Los controladores aéreos de Vigo ganan el primer pulso judicial a su empresa

Los controladores aéreos del aeropuerto de Vigo han ganado el primer pulso judicial a la empresa concesionaria que gestiona siete de las once torres privatizadas en la red de Aena. El juzgado de lo Social número…

España asumirá la dirección general de Eurocontrol en 2023

Los 41 Estados miembros de Eurocontrol han elegido este martes a Raúl Medina Caballero, director general de Aviación Civil de España, como próximo director general del organismo, la agencia europea para la seguridad de la navegación aérea,…