IB3 RADIO. Los controladores de Palma trabajan en un ambiente de gran presión ante la falta de plantilla y el crecimiento del tráfico aéreo

La falta de personal y el crecimiento del tráfico aéreo en los últimos años obliga a los controladores del Centro de Control y del aeropuerto de Palma a trabajar con gran presión. Las plantillas están tan justas, que cualquier desajuste que se produzca en la programación diaria puede suponer un problema.

Así lo explica la portavoz de la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA), Mara Riosalido, en declaraciones a IB3Radio, coincidiendo con el inicio de la temporada de verano en la que el aeropuerto de Palma operó más de 1.000 vuelos el sábado, día 2 de julio, en plena operación salida.

Escuchar audio

 

¿Nos dirigimos hacia un modelo ‘low quality’ en el control aéreo?

Creemos que la liberalización ha generado unas empresas donde el estándar es la precariedad laboral y una calidad técnica baja.

La seguridad aérea empeora en 2018 con un aumento de la tasa de accidentes

La tasa total de accidentes aéreos graves (medida en número de accidentes graves por millón de vuelos) se situó en el 1,35 —un accidente por cada 740.000 vuelos—, una cifra que empeora respecto al desempeño…