Tres aeropuertos españoles operan al límite

La riesgosa combinación de factores que se está dando este verano en España, con un déficit estructural de controladores aéreos, la jubilación de unos 50 profesionales al año de una plantilla cuya edad media ronda los 48 años sin que haya reemplazos, unido al crecimiento récord del tráfico aéreo en los meses de verano, podría hacer colapsar el centro de control de Barcelona y tres de los aeropuertos turísticos de mayor tráfico: Barcelona-El Prat, Palma de Mallorca y Málaga.

Ver noticia

¿Nos dirigimos hacia un modelo ‘low quality’ en el control aéreo?

Creemos que la liberalización ha generado unas empresas donde el estándar es la precariedad laboral y una calidad técnica baja.

La seguridad aérea empeora en 2018 con un aumento de la tasa de accidentes

La tasa total de accidentes aéreos graves (medida en número de accidentes graves por millón de vuelos) se situó en el 1,35 —un accidente por cada 740.000 vuelos—, una cifra que empeora respecto al desempeño…