El arte de ordenar el cielo

Vuelo Iberia 3678. Permiso para aterrizar en pista 30. Viento 300 grados a 10 nudos”. A través de un críptico mensaje como éste, un controlador aéreo encargado de labores de aproximación permite a un avión el aterrizaje (siempre con viento en contra) en un aeropuerto. Una labor repleta de protocolos, una estrecha coordinación, una exigente precisión y un sinfín de variables que van desde el tráfico aéreo hasta la climatología, con las que estos profesionales gestionan a diario, por ejemplo en Madrid, los destinos de 100.000 viajeros y 900 aviones.

Ver noticia  

El Ejecutivo teme un conflicto generalizado de los controladores

Enaire y los controladores aéreos del Centro de Control de Barcelona se reunirán hoy por primera vez para abordar el conflicto que amenaza con desembocar en una huelga el próximo verano, según confirmaron fuentes conocedoras…

Los controladores del Centro de Control de Barcelona van a la huelga

Los controladores aéreos del Centro de control de Barcelona (ACC) han decidido este viernes ir a la huelga a partir del 20 de junio próximo, con el objetivo de obligar a que tomen medidas que…