El arte de ordenar el cielo

Vuelo Iberia 3678. Permiso para aterrizar en pista 30. Viento 300 grados a 10 nudos». A través de un críptico mensaje como éste, un controlador aéreo encargado de labores de aproximación permite a un avión el aterrizaje (siempre con viento en contra) en un aeropuerto. Una labor repleta de protocolos, una estrecha coordinación, una exigente precisión y un sinfín de variables que van desde el tráfico aéreo hasta la climatología, con las que estos profesionales gestionan a diario, por ejemplo en Madrid, los destinos de 100.000 viajeros y 900 aviones.

Ver noticia  

Así evitan los aviones chocarse

Las primeras epidemias iban andando, después a caballo, en el siglo XIX en barco, más tarde en ferrocarril y actualmente van en avión, porque es así como se mueven hoy en día las personas, que…

El portavoz de USCA en Canarias habla de la paulatina recuperación del tráfico aéreo

José Luis Feliú, controlador aéreo en el Centro de Control de Canarias y portavoz de USCA en este archipiélago, responde a la preguntas de «La mañana Canarias», de la Cadena COPE, sobre la paulatina recuperación…