Cómo amortiguar las turbulencias

Hasta hace solo unos años, las aerolíneas recibían los partes meteorológicos por teletipo. Los pilotos tenían que revisar grandes cantidades de papeles y comparar las previsiones meteorológicas con sus planes de vuelo. Una vez en el aire, dependían de las comunicaciones por radio y de unos radares rudimentarios para eludir el mal tiempo en sus rutas.

Hoy día, los pilotos descargan en sus tabletas planes de vuelo detallados y partes del tiempo llenos de complejos gráficos. Los responsables del control del tráfico aéreo siguen la trayectoria de las  aeronaves en tiempo real y les proporcionan datos meteorológicos al instante. Los radares  actuales permiten realizar ajustes fácilmente durante el vuelo. ¿La consecuencia? Menos  sacudidas, menos tumbos y menos bebidas derramadas, escenas que se han repetido en el aire desde que los hermanos Wright hicieran volar el primer avión en 1903.

Leer noticia

Casarrubios tiene el visto bueno de Madrid para ser el segundo aeropuerto

El antiguo proyecto de construir en el aeródromo de Casarrubios del Monte-El Álamo el segundo aeropuerto comercial de Madrid de carácter privado, complementario y alternativo al de Barajas, con una inversión inicial de 148 millones…

USCA, ASETRA y ASETMA promueven la creación de una Mesa sectorial para el Transporte Aéreo

USCA (Unión Sindical de Controladores Aéreos), ASETRA (Asociación Española de Usuarios, Empresarios y Profesionales del Transporte Aéreo) y ASETMA (Asociación Sindical Española de Técnicos de Mantenimiento Aeronáutico) se reunieron el pasado 16 de octubre con…