Aena invertirá 1.500 millones para superar los 210 millones de viajeros

 

La ministra de Fomento, Ana Pastor
La ministra de Fomento, Ana Pastor

El viernes se anunció la apertura de Aena al capital privado y ayer lunes se marcaban oficialmente las expectativas de crecimiento e inversión hasta 2017. El gestor aeroportuario público saldrá a Bolsa en noviembre con la intención de crecer un 12% anual en pasajeros, desde los 187 millones del año pasado, hasta fijar un récord de 210 millones previsto para diciembre de 2017, según afirmó la ministra de Fomento, Ana Pastor. Fue durante la presentación del Plan de Desarrollo del Sector Aéreo, que reúne las estrategias en distintos campos para impulsar Aena.

El incremento en 33 millones de pasajeros vendría impulsado, entre otros factores, por la recuperación de producción por parte de Iberia, la capacidad adicional de Ryanair derivada de la compra de 180 aviones, el desarrollo de Vueling o el asentamiento de la low cost Norwegian en España. También destaca la reorganización de las operaciones de Air Europa en el nuevo hub de la T1, T2 y T3 de Barajas.

Mientras las aerolíneas compiten por ganar cuota en el mercado turístico, a la espera de la reanimación del tráfico por negocios, el plan de Fomento toca palos como la seguridad, la competitividad en tasas, la sostenibilidad medioambiental con el uso de energías renovables y la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, la eficiencia, la calidad de servicios o mejoras en la navegación aérea.

Pastor destacó tanto el incremento del 4% en tráfico de pasajeros hasta mayo como una reducción del 30% en las demoras de los vuelos en lo que va de año. Según información de Aena, sus aeropuertos han recibido 69 millones de viajeros hasta finales de mayo, con Ryanair como primera aerolínea (15,5% de cuota), Vueling como primer rival (13,3%) y Air Europa como tercera compañía (8,1%). De la suma de Iberia (7,4% de los viajeros de Aena) e Iberia Express (3,2%) resulta una cuota en los aeropuertos españoles del 10,6% que hace al grupo situarse delante de la citada Air Europa. El Gobierno negocia con otros países europeos con el fin de abrir mercados a las aerolíneas españolas.

La titular de Fomento también resaltó la participación del sector aéreo como generador de empleo y riqueza. En España supone el 2% de la población activa y el 7% del PIB. Además es un “elemento clave” para el turismo: cuatro de cada cinco visitantes extranjeros entraron o salieron de España en 2013 utilizando el transporte aéreo.

Privatización y sindicatos

El proceso de entrada de capital privado, que culminará en noviembre con la venta del 28% en Bolsa y de otro 21% entre un núcleo estable de inversores, arranca con los sindicatos a la defensiva. La dirección tiene previsto presentar hoy el plan a los representantes de la plantilla, mientras se escuchan las primeras amenazas de movilizaciones como respuesta.

La venta parcial de Aena, por la que el Gobierno podría ingresar unos 2.500 millones, según valoraciones extraoficiales, marcaría una de las diez mayores colocaciones en Bolsa de los últimos 15 años en España.

La operación también comienza a marcar la agenda política en Cataluña. En declaraciones a Rac1, el consejero de Economía de la Generalitat, Andreu Mas-Colell, dijo ayer que el de la venta de un 49% de Aena “es un escenario que deberemos combatir por todos los medios jurídicos posibles”. Desde la Generalitat se aboga por diferenciar la gestión de El Prat y Barajas.

El secretario de Organización de CDC, Josep Rull, advirtió en rueda de prensa que la venta parcial es una “nueva manera de cerrar terceras vías” con Cataluña, al zanjarse la posibilidad de que la Generalitat pueda operar El Prat.

 Los March mantienen el interés

Corporación Financiera Alba, el brazo inversor de la familia March, mantiene el interés en participar en la privatización de Aena. Las ventas que han llevado a cabo desde comienzos de 2013 y hasta cierre del primer trimestre han permitido a la sociedad de cartera cerrar marzo con una tesorería de 355 millones de euros. Las conversaciones se iniciaron meses atrás, y la familia aún está interesadada en participar, señalan fuentes conocedoras de la operación.

El objetivo del Gobierno es vender el 21% a un núcleo de entre tres y cuatro accionistas, y los March siempre han estado ahí. La caja y la capacidad de apalancamiento de Alba los colocan como un inversor que puede liderar el núcleo duro. El mercado estima un valor de unos 5.000 millones de euros para Aena, de forma que el 21% implicaría una inversión de poco más de 1.000 millones; el 6% estaría valorado en 300 millones de euros. Fuentes cercanas a la familia advierten que deben conocerse las condiciones y el rango de precios antes de comprometerse a formar parte del núcleo duro del capital del gestor aeroportuario.

Fuentes financieras señalan que Demetrio Carceller, presidente de Damm, podría entrar en el núcleo, si bien desde el entorno del empresario aseguran que no ha sido invitado por el Gobierno y que no ha analizado la operación. También Juan Abelló es otro de los nombres mencionados para formar parte del núcleo.

El futuro del Control Aéreo en España pasa por participar activamente en el diseño de la Navegación Aérea a largo plazo en sintonía con todos los agentes implicados

Éste es el mensaje central que el presidente de la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA), Pedro Gragera, ha lanzado en la conferencia pronunciada en el marco de las XXI Jornadas Aeronáuticas de la Fundación…

La financiación de la UE para el Cielo Único se elevará a 3.800 millones en 2020

La financiación de la Unión Europa (UE) que requieren los elementos tecnológicos necesarios para establecer el ‘Cielo Único Europeo’ (CUE) ha alcanzado hasta ahora los 730 millones de euros y se espera que aumente hasta…