40 años del accidente de Los Rodeos: cinco razones por las que no volverá a ocurrir

Pasaban las cinco de la tarde y la densa niebla envolvía al aeropuerto tinerfeño de Los Rodeos. La explosión de una bomba en el aeropuerto de Gran Canaria había obligado a desviar el tráfico aéreo a este otro emplazamiento, más pequeño que el de la isla vecina.

Reabierto el aeródromo canario, dos Boeing 747, uno de la compañía holandesa KLM con 234 pasajeros y 14 tripulantes a bordo, y otro de la estadounidense Pan Am, con 378 pasajeros y 16 tripulantes, se disponían a volar rumbo al aeropuerto canario. Pero aquel 27 de marzo de 1977 ninguno de los dos jumbos llegaría a su destino.

Ver noticia

El estrés de controlar 3.500 vuelos al día

Poco más de 150 pequeños cuadrados de colores, cada uno representando un avión, se desplazan a la una del mediodía del miércoles por un mapa digital que reproduce la mitad de España, de La Junquera…

Ni drones ni parapentes: el G-7 limitará el espacio aéreo en la frontera en pleno agosto

La cumbre del G-7 que se celebrará en Biarritz entre el 21 y el 26 de agosto va a dejar importantes secuelas en España. Además del gran despliegue policial en la frontera con Francia y…