Cielos abiertos para las emergencias

“Seguramente, tendremos más positivos de los que tenemos noticia, pero hemos mantenido el servicio y lo vamos a seguir manteniendo”, cuenta al teléfono Daniel Zamit, controlador aéreo, de 53 años. Horas después de esa llamada, su frase se vuelve profética: le confirman que un compañero de su turno tiene coronavirus y él deberá quedarse en casa en cuarentena. La máxima de estos días para los vigilantes de los cielos españoles es que un contagio masivo no comprometa su labor. “Es para que el servicio no se interrumpa como ha pasado en EE UU, donde Nueva York tuvo que cerrar una torre durante horas”, cuenta Zamit, quien trabaja en el centro de control de Torrejón de Ardoz, en Madrid.

Ver noticia

Saerco impugna la adjudicación a Enaire del control aéreo en 21 torres por 600 millones

La titularidad pública del control aéreo en la mayoría de las torres en los aeropuertos de Aena vuelve a estar en tela de juicio. La empresa privada de servicios aeronáuticos Saerco ha impugnado ante el…

El tráfico aéreo no alcanza todavía ni la mitad del nivel previo a la pandemia

El sector aéreo no termina de alzar el vuelo. Mejora, pero sus niveles siguen muy alejados de los previos a la pandemia. Los aeropuertos de la red de Aena cerraron 2021 con 119.959.671 pasajeros, lo que supone un 56,4%…